Blog

Testimonio de Johann Page

Escrito por:

Al principio, sentía que mi mat era un refugio, una pequeña isla. Me aferré a ella cuando me mareaba, seguí respirando y descubrí que hay un lugar dentro de cada uno lleno de paz y quietud, de dominio físico y mental. La práctica de Bikram me ha permitido encontrar esa llave, girarla y notar cómo una exigencia física termina por equilibrarme en cuerpo y alma. Con cada gota de sudor, con cada bloqueo de rodilla, he hallado esa paz en el caos cotidiano sin la cual ahora me es difícil vivir. Me gusta escribir. Amo las palabras. Pero he aprendido con Bikram a escuchar también mis silencios. Es curioso, llegas al mat un día pensando que solo es una isla pero, si te lo permites, terminas descubriendo que es todo un continente.

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo