Blog

¿Sabes qué es lo que más me gusta de Bikram Yoga? (por Lizette Muñoz)

Escrito por:

¿Sabes qué es lo que más me gusta de Bikram Yoga?

Puede ser que todavía no puedas hacer una postura del arco de pie perfecta. Puede ser que tu águila todavía parezca un pájaro dodo. No importa. Cuando empecé a hacer Bikram Yoga aprendí que lo único que importa es que estoy ahí y que nunca dejo de respirar.

Puede ser que ni en tus sueños más delirantes te sientas capaz de cargar pesas con un par de discos de 25kg. Puede ser que, como a mí, todavía te cueste trabajo hacer las dos repeticiones de todas las 26 posturas. Sé paciente. Mi práctica de Bikram Yoga me ayudó a entender que cada sesión me acerca más a ser capaz de soportar el único peso que me acompañará el resto de mi vida: el de mi propio cuerpo.

Puede ser que cuando pasas frente a un espejo, así sea por un segundo, automáticamente tu mente te lleve a notar que te salió otra cana o que tienes una nueva arruga o que subiste de peso. Puede ser que no puedas callar la voz que te dice que el pantalón te aprieta en todos los lugares equivocados. Mírate otra vez. Mírate durante 90 minutos sin parar. El tiempo que paso frente al espejo del estudio me ha enseñado a sentirme orgullosa de mí misma y de lo que logro cada día. Siento alegría y agradecimiento por verme cada vez más fuerte.

 

¿Sabes qué es lo que más me gusta de Bikram Yoga Perú?

En el último año he vivido en tres casas diferentes, en dos países diferentes. Hay muy pocas cosas que son verdaderamente constantes en mi vida. Tener la posibilidad de continuar con mi práctica en Lima me dio una tranquilidad enorme. Cuando terminó la primera sesión a la que asistí, mi cuerpo me dijo “estás en casa”. Con los días me di cuenta que no me equivoqué. Me alegra ver a más y más personas integrarse al estudio y cumplir sus desafíos personales. Cuando me distraigo durante la clase, me doy cuenta que mi cabeza está diciendo cosas como “GO JEDY!”. Y este ambiente positivo y de apoyo mutuo es maravillosamente cultivado por Angie y Luis Miguel.

 

Ah…y, el primer día que llegué, quien me dio la bienvenida fue Mora, la perrita de Angie. Mora, you had me at “hello”.

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo