Blog

Para una vida larga, mantén una espalda fuerte y flexible

Escrito por:

blog1

Me preocupa mucho el estado de nuestras espaldas. De hecho, me preocupa que usemos la palabra espalda para referirnos a la columna vertebral. De niña, no recuerdo ninguna clase de anatomía o educación física que me haya hecho comprender su verdadera importancia. Cuando jugaba vóley, tampoco recuerdo que me hicieran moverla de manera intencional para mejorar mi rendimiento.

Y ni qué decir de algún gimnasio que me haya dado una rutina que me hiciera hacer repeticiones de ejercicios para las lumbares, dorsales, cervicales, con el mismo cuidado que le ponían a los glúteos, bíceps o cuadraditos en la barriga.

blog2

La columna vertebral parece ser una una parte de nuestro cuerpo que simplemente está ahí, que debería funcionar sola y de manera automática. Creemos que no se cansa, que no envejece, que no es frágil hasta que ¡sas! algo pasa y nos tronchamos.

blog3

Como no es fácil ver nuestras vertebras en el espejo, ¿para qué preocuparnos? Pocas rutinas deportivas proponen trabajar de manera sistemática la columna vertebral. Sólo conozco aquellas que son parte de una terapia para aliviar dolores de espalda.

Aún si tu columna vertebral está bien y sana, ¿por qué no intentar que esté mejor? ¿No hacemos lo mismo al trabajar la fuerza de otros músculos del cuerpo?Cuando hablamos de hacer deporte pocas veces tomamos en consideración el estado de nuestras vertebras. A través de una buena rutina de ejercicios y de moverte con cuidado, tu espalda no solo se mantiene joven, sino que puede rejuvenecerte y mejorar tu calidad de vida. Sí, puedes ir atrás en el tiempo. Aprende a doblar tu espalda y verás cómo te sientes más joven.

blog4

 

Estar fit no siempre significa estar sano. No tengo nada en contra de buscar tener un cuerpo delgado y tonificado, que se vea bien. Sin embargo, llevo algo de tiempo practicando y enseñando yoga y realmente considero que trabajar la espalda de manera constante, cuidadosa y sistemática es el camino a una vida larga, sana y feliz. Las personas sólo piensan en su espalda cuando les duele. Y cuando les duele, se escudan en algún diagnostico médico como ¨hernia¨ para dejar de usarla y por lo tanto, atrofiarla aún más.

 

¿Sabes que tu espalda está hecha para moverse en cinco direcciones con total naturalidad? 

 Sí, son cinco: derecha, izquierda, adelante, atrás y en torsión.

Existen mucho más posibilidades de lesionarte doblando la espalda hacia adelante que hacia atrás. Ese movimiento de estiramiento y torsión constante de las vértebras es importantísimo para fortalecer los músculos que las sostienen, manteniéndolas alineadas y jóvenes y ayudando a liberar emociones y tensión. Mover la espalda es uno de los mejores procesos de desintoxicación y meditación.

Al trabajar los músculos de la espalda trabajas también el abdomen, los hombros, y las caderas. Todos estos músculos funcionan como los guardianes de las vertebras, y trabajando de manera adecuada alivian el esfuerzo que tiene que hacer cada vertebra para sostenerte todos los días (por ejemplo, una de las razones más comunes de dolor de espalda baja está ocasionado por la falta de fuerza abdominal).

Si al leer esto te convences que la espalda no son los hombros, que las vertebras no son invisibles, y que te falta prestarle atención al estado de tu columna vertebral, creo que cumplí mi objetivo del día. Si quieres hacer un buen diagnostico de tu espalda, anda a una clase de yoga y observa el rango de movimiento de tu espalda.

Las 26 vértebras cervicales, dorsales, lumbares y el coxis son la estructura central de tu cuerpo. Son el canal directo de tu cerebro al resto de ti. Es tu sistema nervioso central. Dale unos minutos al día. Es cuestión de prioridades. Si te quieres ver realmente bien, comienza por sentirte bien,  ¡desde adentro, hacia afuera!

por Angie Ferrero para Espacio.360 

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo