Blog

Lo que “te conecta”, te distancia

Escrito por:

Lo que “te conecta”, te distancia

Por cosas de la vida, en un mes dejé de tener carro y perdí mi celular. Las dos experiencias, para el ritmo de vida que llevamos, son consideradas ¨catastróficas¨ (peor aún si vienen en combo). Confieso que la experiencia ha sido muy agradable, y ahora que tengo nuevamente un celular junto a mí, no me faltan las ganas de que desaparezca.

La ausencia de algunas cosas despierta la presencia de otras. Hay una realidad que cambia todos los días que hemos dejado de observar por andar metidos en mundos virtuales, mentales, aislados y atemporales.

Desde el carro y con el celular evadimos y nos alejamos. Dejamos de mirar, oler, escuchar y sentir lo que sucede a nuestro alrededor. Efectivamente, hay muchas herramientas que facilitan nuestros desplazamientos, coordinaciones y relaciones. Nos dan seguridad y nos hacen más efectivos. Es justamente esa protección y eficacia la que minimiza la posibilidad de lo espontáneo. Cuando estamos pegados al celular, un elefante podría pasar fácilmente desapercibido. ¿Te has preguntado cuántas cosas bonitas dejas de ver por andar con los audífonos puestos mirando a una pantalla? Lima es caótica, pero no por eso merece que la hagamos invisible. Mírala de nuevo y tal vez descubras que detrás de su complejidad, hay algo pintoresco y divertido.

Cuando vayas por la calle hoy, para un segundo y observa a la gente dentro de sus autos o mirando sus celulares (tal vez veas las dos cosas al mismo tiempo). Pregúntate en qué planeta están. Nota lo ajenos que ven. Es triste andar tan distanciados, sin decirnos buenos días, o hacerlo sin mirarnos a los ojos.

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo