Blog

De la fuerza, sus tipos

Escrito por:

De la fuerza, sus tipos

Lejos ha quedado la imagen de Popeye sacando punche cuando pensamos en fuerza. La idea de fuerza abarca muchísimo más que poder levantar cosas o empujar camiones. El yoga nos conecta con diferentes fuerzas que trascienden el mat de yoga y nos ayudan para enfrentar situaciones de la vida. No intento hacer un listado completo de fuerzas, pero solo mencionar algunas que creo que vale la pena resaltar, para comenzar la semana con todas las fuerzas.

Bloquear la rodilla (Postura de pie con frente a la rodilla)
Es la top de la lista porque es la más evidente y la que mejor conocemos en Bikram Yoga. Es la fuerza de intentarlo una y otra vez, con paciencia, sin cortar camino, hasta alcanzar una meta de la manera correcta. Es la atención a ambos, proceso y resultado, teniendo en cuenta que el fin no justifica los medios. Es la fuerza de la honestidad que permite alcanzar metas difíciles, y por eso, muy satisfactorias.

La resistencia (Postura del arco de pie)
Sin prisa, sin pausa. Avanzar de a pocos, pero constante. Es la fuerza del maratonista, que va un paso a la vez, recorriendo kilómetros de kilómetros. Manejar la stamina o resistencia nos ayuda a administrar bien nuestras capacidades, sin agotarnos antes de tiempo, controlando los impulsos de avanzar demasiado o de tirar la toalla muy pronto.

La fuerza espontánea (Postura del arco balancéandose)
Es la capacidad de no pensar demasiado las cosas para actuar de manera espontánea. La vida pasa rápido y las oportunidades hay que saberlas aprovechar. Si tienes tan solo 10 segundos, disfrútalos al máximo. Si tienes solo una vida, también.

La fuerza para levantarse (Posturas de balance)
Los humanos se caen, los yoguis, no solo se levantan, sino que lo hacen rápido, con una sonrisa. Muchas veces, no son las caídas que nos hacen perder el tiempo, sino todo lo que esperamos hasta volvernos a levantar.

Aguante (Posturas de espalda)
Tolerar la incomodidad sin permitir que la gravedad de las cosas nos tire hacia abajo, a pesar de las dificultades. Cuando sabemos el valor del aprendizaje, resistimos, aguantamos, y lo hacemos siempre respirando sin perder la calma.

Soltar (Postura del camello)
Si retener las cosas requiere fuerza, hay una fuerza mayor en el que sabe soltar lo que ya no necesita. Es el entendimiendo de que no lo que queremos no es siempre es lo que necesitamos.

Corazón abierto (Postura del triángulo)
Generosidad pura con uno mismo y con el mundo, caminando con el corazón dispuesto a dar y recibir sin importar los resultados.

La quietud (Savasana)
Hay algo muy empoderante dentro del que se mantiene tranquilo por decisión, observando, sin reaccionar, conectado con el momento presente.

La flexibilidad (Postura de piernas separadas con estiramiento)
Es la fuerza de soltar, de permitir que otras fuerzas actúen en uno para dejarse llevar.

Cada postura de yoga y cada clase de Bikram está llena de muchísimo aprendizaje. Aprovecha tu clase al máximo, dejando de lado tus pendientes, preocupaciones o pensamientos. El yoga es un entrenamiento para la vida. Todo es cuestión de repetición consciente y práctica.

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo