Blog

De Angie para todos nuestros yoguis

Escrito por:

Queridos yoguis,
¿cómo están?

Les escribe Angie, profesora y directora de Bikram Yoga Perú (BYP). A los que no me conocen todavía, les doy la bienvenida a nuestra familia. A los que sí, no crean que los he abandonado o que dejé de pensar en ustedes. ¡Ni un poquito! Anduve unas semanas fuera de Lima. La distancia siempre ayuda a poner las cosas en perspectiva, reconocer lo importante y despertar las ganas de dar las gracias.

Por eso, antes que nada, doy gracias – muuuuuchas muuuuchas gracias – por lo que estamos construyendo. Digo “estamos” porque la escuela te involucra a ti tanto como a mí. Sin cada uno de nosotros BYP no existiría. Tenemos un staff de profesores y karma yoguis muy especial, alumnos que bloquean la rodilla a diario, otros que hacen lo que pueden por venir, incluso gente que nos apoya desde facebook… Todos somos Bikram Yoga Perú. Estar afuera me ha hecho valorar mucho lo que tenemos aquí adentro.

En las últimas tres semanas he tomado clases en 8 escuelas y con 20 profesores diferentes en Santiago de Chile, Sydney, Melbourne y Tasmania (sí, soy una nerd y las conté). Como saben, Bikram Yoga (BY) es un sistema de medicina preventiva que se practica utilizando el mismo formato (26 posturas, 40-42 grados y 40% humedad, 90 minutos, un espejo, el diálogo). Este formato se mantiene más allá de culturas, edades, tipos de personas o condiciones físicas. BY no deja de sorprender por su poder de sanar y mejorar la calidad de vida de las personas en todo el mundo. Personalmente, no dejo de decir wow al ver lo que hace en mí y en cada uno de ustedes (los miramos más de lo que creen).

Los seres humanos tenemos el don de la creatividad que nos permite innovar, cambiar y mejorar las cosas. Sin embargo, ese mismo don a veces nos juega en contra y nos lleva a cambiar cosas que funcionan bien tal y como están. La creatividad puede justificar la impaciencia y el inconformismo, aplanando la gratitud, la lealtad y la humildad. Nos asusta mucho, tal vez demasiado, el aburrimiento y vivimos buscando el cambio sin darnos cuenta de que el verdadero reto es aceptar sin querer cambiarlo todo: nuestro look, trabajo, ciudad, amigos, pareja…

Ese patrón, sumado a la constante sensación de que nos falta tiempo y a la necesidad de estar “entretenidos” mientras practicamos yoga, ha afectado la práctica de Bikram en muchos lugares del mundo. Mi viaje me ha permitido comparar a los “leales” de los “creativos” y sentí que era importante compartirlo con ustedes. Esto es solo una opinión personal que explica un poco la manera en que hacemos las cosas en el estudio y eso es finalmente una propuesta de cómo hacer las cosas en la vida.

Muchas escuelas en el mundo (cada vez más) han optado por darle más opciones a sus alumnos: clases más cortas, música de fondo, menos calor, un diálogo diferente, clases de pilates mezcladas con yoga, diferentes tipos de yoga en una misma escuela, etc. Entiendo que la demanda de los alumnos y las urgencias de un negocio pueden ser motivos suficientes para innovar, pero no he visto que ninguno de estos esfuerzos realmente mejoren lo esencial y el motivo por el que Bikram Choudhury creó BY: para darle a las personas acceso a medicina natural de la mejor calidad. Estoy convencida que lo que nos hace mejor a todos es mantener la esencia de la práctica pura, humilde y precisa sin extras, cortes de camino o escarcha.

Sé que en la cabeza de todos hay preguntas: ¿Realmente tiene que durar una hora y media? ¿No pueden bajarnos un poquito el calor? ¿Por qué los profesores hablan tanto y repiten lo mismo? ¿Y si me quitan el espejo del frente? ¿No pueden enseñarnos alguna postura nueva? ¡¿No se puede cambiar el sánguche de jamón japonés por uno de pan pita?!

Mi respuesta -que no tiene que ser la de todos- está llena de amor, se sostiene en una práctica de casi diez años y es firme como “un poste de luz inquebrantable”:

No queridos yoguis, las cosas no pueden ser diferentes si queremos que Bikram Yoga funcione en nosotros y el mundo. Si esto suena exagerado lo único que puedo decirles es que confíen en el proceso y el proceso mismo los va a llevar a la convicción que hay detrás de ese no honesto.

Lo que Bikram Yoga le ofrece a las personas es una fórmula para transformarse de adentro hacia afuera. Miles de testimonios lo comprueban y cada uno de ustedes lo ha sentido aunque sea una vez (sino, no estarían en nuestro mailing list). BYP quiere darle a cada una de las personas que nos visita no solo una bonita experiencia, sino la mejor oportunidad posible de sanar. Lima lo merece. El Perú lo merece. Cada uno de nosotros lo merecemos. Estar sano es mucho más que no estar enfermo y nosotros estamos comprometidos con esa misión desde el día 1, siempre intentando honrar, respetar y proteger la práctica de Bikram y a ustedes.

Por ningún motivo vengo a poner a BY por encima de otro tipo de yoga. Creo que cada tipo de yoga tiene matices en su manera de hacer las cosas pero finalmente lo importante es despertar paz y salud en las personas. Lo que sí, BY es lo que conocemos de cerca, en lo que confiamos al 100% y lo que estamos preparados y certificados para compartir con ustedes de la mejor manera posible, inclusive, ¡si eso implica aburrirlos!

BY no es fácil pero sí muy simple: con constancia sanas, creces, avanzas, te liberas, sonríes. Si vas a clase, aprendes. Si no vas, te pierdes de la magia. Es el único camino. No hay secretos, atajos o algún talento especial en unos y otros no… El yoga es pura ciencia y medicina natural respaldada por la fe en uno mismo. La tortura puede ser divertida, pero no podemos negar que cuesta y que muchas veces la medicina no sabe bien. Todos hemos tomado alguna vez un jarabe que sabía terrible, ¿o no? Así que, sigamos para adelante, sin prisa, sin pausa, con fe y alegría :)

Sepan que cuentan conmigo y todo nuestro staff para lo que necesiten. Esto siempre es un trabajo en equipo. Cada una de sus historias y testimonios es importante y puede ayudar a inspirar a más personas a practicar yoga. Si tienen algo bonito para compartir me lo pueden mandar a angelinaferrero@gmail.com o buscarme en el estudio para conversar.

Si llegaron hasta esta parte del mail, gracias por tomarse el tiempo de leerlo. Ánimo con el cierre del año y que diciembre no sea el mes de tirar la toalla, sino el trampolín para un 2017 fuerte y flexible.

¡Ah! Y les adelanto nuestro próximo desafío 4×4 de diciembre… No vamos a regalarles una camioneta, pero sí invitarlos a mantener una práctica de cuatro clases a la semana por cuatro semanas durante el mes del panetón y los lonchesitos. Arrancamos 1 de diciembre. Ya les enviaremos los detalles.

Nos vemos en el mat,
Angie

1

Sobre el autor

Únete a la conversación

  1. Queta Castellanos  23 noviembre, 2016

    Hola Angie, me encantó tu post, yo soy maestra de Bikram y estoy completamente de acuerdo contigo además expresas de muy buena forma la importancia de seguir à la letra lo que nos enseñaron para transmitirlo y una cosa formidable es sentir el amor que tienes ante nuestro YB. Gracias !
    Saludos

Déjanos un comentario

Dínos algo