Blog

Bikram Yoga al aire libre

Escrito por:

Bikram Yoga al aire libre

Tuve la oportunidad de ser parte de la segunda clase masiva de Bikram Yoga al aire libre. No había alfombra, techo y calefacción; había pista, cielo azul y sol. Fue en Santiago de Chile, un sábado 7 de diciembre del 2013 a las once de la mañana. Más de 2,500 personas practicando las 26 posturas de Bikram Yoga bajo la dirección de Rajashree Choudhury… La primera clase masiva dirigida por Rajashree fue en el corazón de Nueva York, en Times Square, para más de 8,000 personas. Me salta el corazón al pensar que la segunda vez fue en Sudamérica, tan cerca a Lima.

Bikram Yoga Chile abrió hace diez años. Existen 10 estudios de Bikram en todo Chile. Profesores y alumnos decidieron embarcarse en esta aventura maratónica a la que llamaron ¨Mente sobre Materia¨. Practicar yoga en el medio de un nodo urbano de edificios, tráfico y bulla es una manifestación mucho más pacífica, saludable y efectiva que cualquier discurso político o protesta sindical. Aquí, en vez de pancartas, promesas y quejas, había mats de yoga y cuerpos estirándose en silencio. Fue una experiencia que vale la pena revivir:

9 am. La Av. Tajamar, una de las avenidas más transitadas de Santiago ubicada al costado del Costanera Center cierra el paso de los autos y se cubre de una alfombra azul con líneas blancas. Las personas esperan en fila para entrar mientras los voluntarios corren de un lado al otro afinando los últimos detalles. Había mucho sol. Sé que tengo que buscar agua y bloqueador, pero la alfombra azul me tiene hipnotizada. (Mente sobre materia #1: peatón sobre tráfico.)

Bikram Yoga al aire libre

10 am. La gente comienza a ocupar la alfombra. Gente de todas las edades y condiciones físicas llegan con su mat bajo el brazo, lentes de sol, toallas y energía. Los niños van en las primeras filas. Detrás de ellos, se acomoda un grupo de casi 100 personas que están en su último día de un desafío de 60 clases de Bikram en 60 días. Muchos participantes no han practicado Bikram antes y eso no importa. Este evento trasciende la práctica de Bikram Yoga. Todo aquel con ganas de estirarse y respirar es bienvenido. (Mente sobre materia #2: unión sobre fragmentación.)

10:30 am. Las personas saben que la clase es en inglés y eso tampoco importa. La práctica de posturas de yoga es una exteriorización de un estado interior que tiene formas de comunicarse que no usan las palabras. El movimiento armonioso del cuerpo acompañado de una respiración fluida que busca su propio balance es una forma de lenguaje universal. Aquí todos hablamos el mismo idioma (Mente sobre materia #3: acción sobre palabra).

11 am. Caras y cuerpos de todas las edades, formas y tamaños, ligeros de ropa y llenos de energía comienzan a respirar juntos. Más de 5,000 pulmones inhalando y exhalando al ritmo de Pranayama, respiración profunda. Es como si cada uno, por una hora y media, se apropiara de un pedacito de ciudad para comenzar a limpiarla. (Mente sobre materia #4: el hombre limpia su propio hábitat.)

Bikram Yoga al aire libre

Sentir el calor del sol es sentir el poder del planeta sobre el cuerpo. Un calor más perfecto que cualquier sistema de calefacción. El cuerpo se va calentando y uno olvida la idea de la postura precisa o el balance perfecto. El que está ahí, siente, comparte, disfruta, se cae y ríe. Es la complicidad de un trabajo en equipo. Si yoga significa unión cuerpo | mente | espíritu, ese día, hablaba también de la unión entre personas que como planetas se alineaban en una misma órbita (Mente sobre Materia #5: mi yo universal sobre mi yo individual y aislado).

¨Mente Sobre Materia¨ no sólo hace referencia a las cualidades mentales que se trabajan en el yoga para tener control del cuerpo. Es una reflexión sobre los cambios sutiles que el mundo comienza a sentir cuando su gente comienza a cambiar. Es un anhelo de bienestar que propone un nuevo tipo de líder que toma como punto de partida el discurso silencioso de hacerse responsable de sí mismo. Es una propuesta para cambiar el mundo desde uno mismo. Y de uno en uno, se llegan a juntar 2,500 personas un sábado 7 de diciembre a las once de la mañana.

2,500 columna vertebrales estirándose. 5,000 pulmones más limpios. 2,500 mentes más despejadas. 2,500 corazones latiendo más fuerte. Sin duda, ese día, Santiago era UNA ciudad más sana, limpia y feliz.

Ojalá, cada vez, sean MAS las ciudades que toman iniciativas como ésta.
¿Podremos hacer el tercero en Lima?

Bikram Yoga al aire libre

Angie Ferrero

Aquí un reportaje sobre el evento:

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo