Blog

Anota lo importante

Escrito por:

Anota lo importante

¿Y cómo van las resoluciones de año nuevo, los deseos de cambio y los reajustes en nuestras vidas? Ya vamos comenzando la tercera semana del año y posiblemente notamos que la velocidad de los días y el peso de los patrones antiguos muchas veces nos sacan ventaja.

El otro día, yo misma me preguntaba… ¿cómo sostener, a lo largo del año, estos pequeños cambios que estoy intentando incorporar a mi vida? Me refiero a las pequeñas rutinas o gestos que con entusiasmo he incluido en mis días. Y mientras dictaba clase, tuve una idea muy simple que compartí con mis yoguis y que quiero compartir contigo. Es algo que creo que podría ayudarnos a todos a mantener la motivación y el compromiso con nosotros mismos.

Compra un cuadernito pequeño (de bolsillo) y mantenlo a la mano (en tu cartera, tu maletín de deporte, tu carro, tu mesa de noche, por qué no, en la cocina). Podrías usar tu celular, pero sugiero que el registro sea manual porque hay algo poderoso en las palabras que uno escribe a mano. Ver tu letra sobre el papel ayudará a que reconozcas lo escrito, como tuyo. Siempre hay menos distancia con las palabras escritas a mano, a diferencia de las que tipeamos.

Cuando puedas, luego de hacer *eso* que te hace sentir bien (practicar yoga, comer más fruta, dormir temprano, no fumar, no comer azúcar, tomarte un café con un amigo, llamar a tus padres), anota en el cuaderno unas tres o cuatro palabras que reflejen como te sientes. Este es un ejercicio que solo te tomará unos segundos. No necesitas escribir una entrada de diario o una historia, son solo unas cuantas palabras. Que sea lo primero que se te viene a la cabeza. No pienses mucho, nadie va a leer lo que escribes. Esto es solo para ti y tu no tan buena memoria.

Y la próxima vez que te de flojera hacer *eso*  (ir a clase de yoga, comer fruta, dormir temprano, llamar a tus padres, etc.) abre el cuadernito y lee lo que has escrito todas esas veces que venciste la flojera y lo hiciste. Todos nosotros sabemos qué nos hace bien y por qué, pero muchas veces el ruido de allá afuera nos distrae demasiado. Guarda ese cuadernito como un amuleto de lo importante y mantenlo a la mano. Ojalá, para finales de año, el cuadernito esté lleno, y *esos* nuevos cambios sean algo tan natural en tu vida como lavarte los dientes.

0

Sobre el autor

Déjanos un comentario

Dínos algo